domingo, 1 de junio de 2008

Un japonés encuentra a una mujer que vivía dentro de su armario hace meses


Ayer leí esta noticia en el periódico y la verdad, me dio que pensar....¿Realmente es posible esta situación? ¿O sólo puede darse en determinadas sociedades como, en este caso, la japonesa? ¿No la oyó respirar, toser, beber....? ¿Qué sensación será la de descubrir que durante un año has compartido tu burbuja, tu espacio con una extraña? La verdad es que la historia da para un libro. ¿No creéis?

8 comentarios:

Sucette D´Ment. dijo...

Hadex, tal y como está la situación económica en España, quizá alguien se plantee que es una buena idea hallar un armario ajeno donde instalarse y vivir, como hizo Tatsuko Horikawa, la japonesa protagonista de la noticia. Además, muchos roperos llevan luz incorporada. Con la subida al respecto que nos espera en nuestro país, el ahorro, está asegurado. Y en cuanto al espacio, los de luna incorporan grandes espejos en el interior de las puertas, lo que da sensación de mayor amplitud.
Por otro lado, la alimentación corre a cuenta del propietario del inmueble; si éste pasa mucho tiempo fuera, puede usarse con tranquilidad la televisión, su reproductor de dvd, cds de música, sus libros... Los sofás, los baños están disponibles gratuitamente, así como el calorcito de un buen radiador en invierno y un techo cubierto todo el año.

Parece que Tatsuko Horikawa era muy pobre, no tenía recursos para vivir, ni dónde. Y se buscó la vida. Encontró una casa y compañía. Aunque el propietario de la vivienda no escuchara la respiración ni la tos de su compañera invisible, te puedo asegurar Hadex, que ella sí que sentía la del dueño del armario donde se metió. Oiría su voz cuando hablaba por teléfono, cuando recibía a las visitas, si llevaba alguna amante... o si estaba tan solo como ella. El desamparo y la necesidad deben de ser inmensos cuando alguien se mete en el ropero de otro a vivir.

Y yo me pregunto ¿cómo entró esa mujer en la casa?¿Cuándo introdujo el colchón? ¿Por qué el amo del piso no abría ese armario? Según cuentan, Tatsuko llevaba un año viviendo así en el momento de ser descubierta. Resulta extraño que alguien no abra un armario en su propio domicilio durante 365 días o más, ¿no?¿Qué clase de armario esa ése?¿Era un armario empotrado?¿Exento?¿De tres puertas, de cuatro, de dos?¿De caoba, lacado...?¿De qué color? ¿En qué habitación estaba? ¿Era un armario que su propietario olvidó? Quizá un mueble que consideró inservible, feo, viejo..., y abandonó.

Besos Hadex. Hasta otro ratito.
Con afecto,
Fdo: Sucette D´Ment.

HADEX dijo...

Ves? Tú eres la prueba de que se puede escribir una historia..... Muchos besos y gracias por tus visitas, Sucette D´Ment.

Nuevo Ícaro dijo...

Parece de coña esta noticia, y aunque hoy lo normal es que la gente salga del armario se ve que alguna entra,en el de mi casa también podría vivir perfectamente, algún día de estos tendré que echar un vistazo, a ver si hay suerte. ¿Se puede escoger el color de pelo? ¿La estatura? ¿Medidas, 90-60-90?

O Raposo dijo...

Incrible! Pero como pode alguén vivir durante cerca dun ano nun armario sen que o dono se dé conta. Ou a mansión é moi grande ou non mo explico.
Dende logo no meu apartamento de 60 m2 este tipo de inquilinos terían pouco futuro.

asbeirasdoarnego dijo...

Si que sería para escribir, pero no un libro, MUCHÍSIMOS LIBROS, a mi en esa situación me entraría claustrofobia, miedo, no se, me volvería loco, y como hacía para la comida, y para lavarse?? Un misterio. Un Saludo
www.asbeirasdoarnego.blogspot.com

Chousa da Alcandra dijo...

Efectivamente, como di "nuevo ícaro", nesta noticia vese a tremenda diferencia entre os asiáticos e os europeos: alí entran e aquí salen.

Un bico!!

Manel Vázquez dijo...

se o mirades doutra maneira en realidade todos vivimos en armarios. as paredes do piso encérrannos e só a poucos centímetros, ó outro lado da parede, a respiración do noso veciño. somos en maior ou menor medida incomunicados.

HADEX dijo...

Pois sí que tes razón Manel....