domingo, 15 de marzo de 2009

Excomulgada

La Iglesia Católica ha excomulgado a una niña de nueve años violada por su padrastro y a su madre por autorizar la interrupción de un embarazo de altísimo riesgo, además de evitar la terrible secuela psíquica. Al violador no lo ha excomulgado, no. Era el que defendía la vida de los bebés (eran gemelos).
Sinceramente, deseo que la Iglesia siga por esos derroteros...... espero que consigan el desprecio absoluto que se merecen y se han merecido siempre.

Artículo de hoy en El País

6 comentarios:

Markesa Merteuil dijo...

Creo que las sotanas tienen un enorme poder aturdidor, porque no es normal que les llegue tan poquita sangre al cerebro. O eso o que están ampliando su modus operandi a la hora de abusar de los niños y de los más débiles en general. A la cría le diría que enhorabuena, porque la hayan echado de esa secta, pero es que cultivó ningún mérito para conseguirlo. Fue víctima y sigue siendo víctima. Y que te "premien" expulsándote del redil pues... como que tampoco es consuelo suficiente.

Carlos Sousa dijo...

E hai que di que se vai modernizando pouco a pouco.
Coño! é que é deprimente, eu xa non creo neles e iso que me levo bastante ben co da miña parroquia, salvando algunhas diferencias, pero isto é o colmo. E o violador, confesándose ten o perdón gañado?

Repugnante. Alá eles, han de quedar sos.

Chousa da Alcandra dijo...

Hai cousas que, por máis que un tente, non se dan comprendido.
Non ten xeito, nin pes nin cabeza; e por non ter non ten nin siquera a máis mínima base de razoamento humano para tal barbaridade.

Shucram dijo...

Con estas cousas calquera queda sen palabras. Hai seres que sería mellor que non neceran, matalos quizáis sería poñerse ó seu mesmo nivel, así que a mellor opción sería evitar que naceran seres así, polo ben da sociedade...

Non merecen que se lles chame persoas porque non o son. Por desgraza parece que marcarlle a vida a outra persoa non ten consecuencias, así nos vai.

Bicos!

Manuel (Cedric) dijo...

Y siempre han pecado de hipócritas, sobre todo en la enseñanza, pues era muy habitual el "Haz lo que yo digo, pero no loque yo hago".

Recuerdo también, no hace muchos años, que a unas monjas misioneras, que habían sido violadas en un pais africano, la Iglesia sí les autorizó a abortar...

Sin comentarios.

Un saludito desde Valencia.

Barreira dijo...

Afortunadamente a pouca xente lle importa que a iglesia o excomulgue (a min polo menos dariame igual).
Son posicions ridiculas que non son capaces de argumentar con criterio.
Saudos.