domingo, 5 de abril de 2009

O Gato de Schrödinger



"El principio de superposición lo que dice es que si el mundo puede estar en un estado “A” y también en un estado “B” entonces también podrá estar en un estado que sea la combinación de ambos (estado mixto.) Sin embargo, al efectuar una medición de este estado sólo se podrá obtener “A” o “B”. Esto quiere decir que hasta el momento en el que se mide, el mundo estaba en los dos estados simultáneamente, pero luego de realizar una observación el estado colapsa a uno de los dos posibles: el “A” o el “B”. Es importante destacar que es posible medir ambos a veces con probabilidades diferentes, pero tarde o temprano, luego de realizar varias veces el experimento, se habrán obtenido los dos. En el experimento de Schrödinger el gato puede estar tanto vivo (“V”) como muerto (“M”) y como ambos son estados posibles, también puede estar en una combinación que sea vivo Y muerto, “V” + “M”. Ambas realidades coexistirán hasta que un observador abra la caja, vea el estado en el que se encontraba el gato y haga colapsar el sistema a una sola posibilidad: o vivo o muerto.

Aunque parezca descabellado en un primer momento, experiencias en el que se tienen diferentes estados superpuestos son llevadas a cabo diariamente en laboratorios de todo el mundo. Es una concepción de la realidad que se aleja sobremanera de lo que se pensaba hasta el siglo XX (y de lo que aún hoy se piensa cotidianamente) y presupone grandes desafíos no sólo para los físicos, sino también para los filósofos de la ciencia, ya que se está planteando que la realidad es en función de que se la observe. Si nadie hubiera abierto la caja el gato continuaría estando vivo Y muerto; es ahí cuando surge una pregunta crucial: ¿el gato sabía que estaba vivo?"


Cando estaba na facultade (Filoloxía), non escollín unha filosofía optativa porque un compañeiro, que si asistiu ás primeiras clases, faloume non sei que de física ou mecánica cuántica, e aquilo asustoume. Non só a min. Finalmente esa asignatura non se impartiu por falta de alumnado.
Coa perspectiva dos anos pasados, arrepíntome moito. Aínda que nunca é tarde....

7 comentarios:

Barreira dijo...

Pois eu non sei que dicir, non sei se estou vivo ou morto, ou as duas cousas á vez. Ata agora teimaba en que estaba vivo pero despois disto..... non sei, non sei.
Saudos de vivos ou de mortos..... ou de ambos.

Raposo dijo...

Non me convence a min o experimento ese, poida que sexa porque eu nese terreo entendo moi pouco.

Carlos Sousa dijo...

É complicadiño o tema, o único que pillei foi que ó abrir a caixa saberase se o gato está vivo ou morto. Ata aí eentendo o resto escapaseme.

É como aquel que quere saber se un vaso despóis de tiralo ó chan quedará intacto ou romperá. A millor forma de sabelo é tirándoo, aínda co risco de perder un vaso.

Bicos dun vivo, ou penso.

Carlis dijo...

La verdad es que no entendí nucho el tema. No me convence que un gato pueda estar vivo y muerto a la vez, pero quien sabe. En este mundo puede pasar cualquier cosa.

Saludos.

Suso Lista dijo...

Nunca é tarde pra facer nada. Ánimo, e boa S. Santa

Manuel (Cedric) dijo...

A mi no me convence mucho que un gato pueda estar vivo y muerto a la vez (A pesar de las muchas vidas que se dice tienen los felinos).
Lo que no me gusta es que se experimente con animales, poniendo en peligro sus vidas, aunque se haga, según se dice, por el bien de la humanidad.

Un saludito desde valencia.

Chousa da Alcandra dijo...

Buf, a min con dar pensado como teño que facer para erguerme do sofá cando non lle chego ao mando xa me fai poñer cuanticamente cabreado; para canto máis se profundizo no asunto...
(Penso que o tipo ese de nome raro non debera facer o experimento cun gato, xa que todo quisque sabe que teñen sete vidas; así que por moito veneno que lle puxera na caixa...)

Bicos de abril