sábado, 26 de abril de 2008

EL ASOMBROSO VIAJE DE POMPONIO FLATO


En el siglo I de nuestra era, Pomponio Flato viaja por los confines del Imperio romano en busca de unas aguas de efectos portentosos.El azar y la precariedad de su fortuna lo llevan a Nazaret, donde va a ser ejecutado el carpintero del pueblo, convicto del brutal asesinato de un rico ciudadano. Muy a su pesar, Pomponio se ve inmerso en la solución del crimen, contratado por el más extraordinario de los clientes: el hijo del carpintero, un niño candoroso y singular, convencido de la inocencia de su padre, hombre en apariencia pacífico y taciturno, que oculta, sin embargo, un gran secreto. Como en el Quijote se ponían en solfa los libros de caballería, aquí se ajustan las cuentas amuchas novelas de consumo, y se construye, almismo tiempo, una nueva modalidad del género más característico de Eduardo Mendoza: la trama detectivesca original e irónica, que desemboca en una sátira literaria y en una desternillante creación de inagotable vitalidad novelesca.

Nunca he sido yo muy admiradora de Eduardo Mendoza. En el instituto leí un par de libros (El misterio de la Cripta Embrujada y La Ciudad de los Prodigios), poco después, publicó Sin Noticias de Gurb, con el que tengo que reconocer que me reí bastante. Más tarde y por motivos laborales leí La verdad sobre el Caso Savolta que a mí en particular me aburrió bastante y opino que, desde luego, no ayuda a fomentar la lectura entre la gente joven.
Ahora publica esta novelita de la que he oído hablar muy bien en la radio. La verdad es que hasta ahora es lo mejor que he leído de este autor. Además de ser muy, muy divertida, Mendoza acude al estilo literario y a la técnica (siempre parodiados) de la novela romana "picaresca" tal como El asno de oro de Apuleyo (escrita allá por el siglo I d.C. pero con un humor y una frescura de total actualidad). Si queréis pasar un buen rato, se lee en seguida y os reiréis seguro.

2 comentarios:

prometeo dijo...

Personalmente es uno de los escritores en lengua castellana que más admiro. Me encanta su manera de recrear ambientes y épocas. Justamente, los dos libros que citas han sido los que he leído de él. El primero está muy simpático, con su demente protagonista detectivesco. El segundo es una recreación fantástica de la Cataluña de finales del XIX e inicios del XX. El libro que hoy nos traes ya lo he comprado, pero lo tengo en mi librería en "espera". Cuando lo lea te cuento. Hasta entonces, he preferido no leer lo que dices de él. Raro que es uno.
Un saludo niña.

cansendono dijo...

Eu lin case todo do Aduardo este e ben que che me ghustoue, xa de toda a vida. Ten unha prosa que me resulta hilarante, non sei por qué exactamente, e os personaxes soen ser uns mediocriños cos que me resulta doado identificarme. Agora que o penso, e falando de mediocridade, se cadra sospeitosamente doado.

Parabéns polo curruncho. Éche ben feituquiño.