sábado, 26 de septiembre de 2009

Esclavitud



Leyendo La isla bajo el mar me ha venido a la memoria varias veces uno de mis libros preferidos cuando era pequeña: La cabaña del Tío Tom. Lo tenía en la editorial Bruguera, en una colección maravillosa llamada Clásicos Juveniles . Y como tal lo tenía yo, como un clásico juvenil sin más repercusión.
Sin embargo leyendo la obra de Allende he profundizado un poco y he descubierto que este libro, publicado en marzo de 1852 (la esclavitud fue abolida en 1865 en todo el territorio de EEUU), tuvo una gran trascendencia, fue la novela más leída y vendida en el siglo XIX. Contribuyó fuertemente a aumentar la conciencia ciudadana acerca de lo inumano e inmoral de la esclavitud. Su valiente autora, Harriet Beecher Stowe, fue una gran activista abolicionista y se dice que Abraham Lincoln aseguraba que la propia Stowe fue la que ganó realmente la Guerra Civil.

Allende menciona en el libro La interesante narrativa de la vida de Olaudah Equiano, o Gustavus Vassa, el africano, también de gran repercusión en los ámbitos abolicionistas de la época. Narrado en primera persona cuenta la experiencia de este esclavo africano. Entre otras cosas Equiano sostenía que el matrimonio entre blancos y negros podría servir para disminuir la segregación racial hacia los africanos y unificar a los seres humanos.


Desgraciadamente, la esclavitud (situación en la cual un individuo está bajo el dominio de otro, perdiendo la capacidad de disponer libremente de sí mismo) sigue ahí.Según un estudio publicado en el año 2000 podría haber unos 27 millones de esclavos en todo el mundo. Uno de los países que mantienen la esclavitud y la protegen es Mauritania, contra cuyo gobierno se han alzado varias voces.

6 comentarios:

Carli dijo...

27 millones de esclavos!!
A donde vamos a acabar llegando...
En los tiempos que estamos y parece mentira que aún haya esclavos.

Un saludo!!

A.C. dijo...

Acórdome de ter lido La Cabaña del Tio Tom cando era nena. Ahora, teño que confesar, leo pouco. Non hai tempo a nada. Tan mal repartimos os tempos na actualidade?

Chousa da Alcandra dijo...

Realmente hai persoas ben significantes no seu momento. E con armas tan sinxelas como a pluma -sen editoriais interesadas e mediatizadas- lograron fitos tan sumamente trascendentes. Outros con moitos mais recursos non fan nadiña.
E co que queda por facer...

Un bico de domingo

Barreira dijo...

Nós, que vivimos no mundo desenrolado (por chamarlle dalgunha forma),tamén temos esclavos. A prostitución encargase de manter e levar a un rango de actividade económica todo acto forzado baixo ameazas e presións de todo tipo.
Deberíannos por as pilas.
Saudos.

abueloscrisytoño dijo...

Moitas grazas Hadex polo teu voto. O noso agarimo e respecto para tí.
A.Cris

nina dijo...

Sorprendente, una vez más, el poder de la palabra...

Sigo sin entender cómo, en algunas culturas, la linea que divide los derechos humanos de la tradición sigue siendo tan fina. Y la cuestión es que hay escollos que parecen insalvables, al menos de momento.

Besos