viernes, 17 de octubre de 2008

Ya tardaba el Vaticano


Hoy podemos leer en La Voz de Galicia con respecto al nacimiento del niño andaluz que salvará la vida, casi seguro, a su hermano, lo siguiente: El 'Osservatore Romano' alega que se usa el bebé como un medio y se pretende ocultar con piedad «la sombra del nazismo».
Supongo que ante la pasividad de la que hicieron gala ante el holocausto judío (os recomiendo encarecidamente una película de Costa-Gavras, Amén) ahora les entran los apuros. Ante todo, me repugna bastante el término niño-medicamento que han estado utilizando los medios de comunicación estos días. Sensacionalismo puro. Pero por supuesto, y como siempre, me repugna muchísimo más que venga la Iglesia Católica a darnos lecciones de moral, sobre lo que es lícito o deja de serlo. Y repito, porque ya lo he dicho otras veces, ese afán por deleitarse en el dolor y en el sufrimiento, en la resignación y abnegación, me saca de mis casillas. Ese nacimiento sí que ha sido un milagro. El hecho de que exista gente que dedique sus vidas y sus aptitudes a buscar soluciones a esas enfermedades terribles, a intentar erradicar el sufrimiento tanto de los padres como del niño, en este caso, es abogar por la vida. Y seguro que ese niño va a ser tan querido y deseado como su hermano. Naturalmente, no me esperaba nada diferente de la clase eclesiástica.En un mundo en el que la ciencia es el gran enemigo de Dios y en el que cada vez tienen menos adeptos, por fortuna. Probablemente, no debería ni molestarme con esta reacción. Pero es que me envenenan. Cada vez más.

7 comentarios:

lua dijo...

...supongo que se refieren a los "lebbensborn" de la alemania nazi, pero...no veo qué tiene que ver una cosa con la otra, creo que salvar vidas es más importante que todo eso, si les hiciésemos caso no avanzaríamos hacia ningún sitio, la iglesia es un retroceso total.
besitos.

Manuel (Cedric) dijo...

La Iglesia, como siempre, dando la nota equívoca y metiéndose en terrenos donde nadie la llama.

Vale que su opinión es tan respetable como otra cualquiera, pero a veces no se dan cuenta de que la dicen de tal manera que puede ofender, o provocar un cierto sentimiento de culpabilidad en quien ha empleado ciertos medios, que no hacen daño a nadie, por salvar una vida humana, que es lo más importante.

¿Acaso no fué la Inquisición, una institución creada en el seno de la Iglesia, posíblemente quien más crímenes y torturas cometió a lo largo de varios siglos?

Como dice en un pasaje de la Biblia, su libro sagrado: "Hay quien ve la paja en el ojo ajeno, y no ve la viga en el suyo".

prometeo dijo...

eppur si muove
Afortunadamente, como dices, cada vez cuenta con menos adeptos, y menos poder. Como a los regímenes dictatoriales, la ignorancia de la gente alimentaba, en otros tiempos, a la abnegada Iglesia Católica. Ahora ya sólo salen en escena cada vez que al Sr Ratzinger se le ocurren salidas de tono como esta. Si, como dicen, el sufrimiento acerca a Dios, que sufran los opulentos señores púrpura de agradecidos estómagos que gastan lo que no está en los escritos en aras a no sé que.
En fin, hoy he leído que han dicho que esto "supone el fin de la Humanidad". Al menos, algo habremos ganado. Pero que los siete caballeros nos encuentren lo más saludables posible.
Perdón por el rollo, pero es que me pueden.
Un saludo niña.

Johnny dijo...

Que buen artículo, creo que has expresado de forma clara y concisa lo mismo que siento yo y todos aquellos que vemos en el Vaticano uno de los males de este mundo (digo Vaticano porque hay mucha gente que pertenece a la iglesia y no hacen nada malo, ni dicen paridas de este tipo, no merecen estar en el mismo saco). No comprendo como se puede criticar continuamente cualquier avance sea del tipo que sea con tal de salir en los medios. y ¿por qué no se quejan contra la intolerancía o la discrimincación? ah! Ya, porque son ellos la que la ejercen. En fin, los metía a todos en un zulo y allí los dejaba hasta el resto de sus días. Saludos

Carlos Sousa dijo...

Tés razón, xa tardaba moito en dar a nota, o millor é non facerlle caso, que pouco a pouco irán entrando polo aro, si queren, porque si nón dentro de pouco quedaranse sós.

rui dijo...

Pois opino que poden dicir o que lles pete, gilipolleces dese xénero e máis, non teñen ningunha autoridade, cantas máis solten máis sós quedarán, por fortuna xa non estamos nos tempos onde eles mandaban. (Tamén a min me poñen de mala hóstia)

Chousa da Alcandra dijo...

Concordo con Prometeo en que o medio no que mellor xermolan as directrices integristas das relixións van escapándolles na actualidade.
Arrepiante o que din neste caso concreto.