sábado, 1 de noviembre de 2008

Veo una voz


Hoy mi post versará sobre una de mis grandes pasiones. Tengo que hablaros del último libro que he leído de Oliver Sacks, un neurólogo que a través de sus trabajos clínicos ha tratado entre otros temas el de la neurolingüística. Esta obra se titula Veo una voz y nos cuenta la investigación que realizó Sacks sobre el mundo de las Personas Sordas,y su lengua, la de signos.


Hace unos años estudié los tres niveles de Lengua de Signos que se imparten, previo pago, en las asociaciones de Personas Sordas. Esta lengua es como la nuestra oral o escrita, un conjunto de signos lingüísticos, significante y significado, arbitrarios. En contra de lo que mucha gente piensa, no se trata de señas más o menos simbólicas y universales, ni por supuesto de una transliteración de la lengua oral. Sobre todo no es universal: todo lo contrario. La lengua de signos, debido al aislamiento que han sufrido las comunidades y Personas Sordas a lo largo de la historia, es de una variedad casi local (existen diferencias entre la lengua de Lugo y la de Vigo, por ejemplo). Naturalmente una Persona Sorda gallega se entenderá con una valenciana, pero no sin ciertas dificultades. Por supuesto existe una Lengua de Signos universal que hoy gracias a la mejora en la educación, internet (bendito internet!) y demás tecnologías cada vez conoce más gente.
Para un oyente, la mayor dificultad radica en la expresión facial que es con lo que se suple la entonación. De hecho las primera clases de Lengua de Signos consisten en aprender a perder el miedo al ridículo y gesticular durante horas para expresar enfado, odio, placer, desencanto.....Bien, os podéis imaginar.

Centrándome de nuevo en el libro de Sacks, este viaje al país del silencio, como todos los que emprende el autor, será una jornada llena de descubrimientos. Y conoceremos así la historia de las Personas Sordas, los estragos que han causado los «oralistas», los defensores del lenguaje oral frente al de señas, y, para mí el episodio más apasionante, conoceremos de la existencia de una comunidad que existió durante más de dos siglos en Martha's Vineyard, Massachusetts, y en la que había una forma de sordera hereditaria, y como consecuencia,todos aprendían a hablar por señas. Y así, los que podían oír eran «bilingües», y podían pensar y hablar de viva voz y también en el lenguaje de señas, y había un intercambio libre y pleno entre oyentes y sordos.

Y como consecuencia de todo ello, a raíz de la investigación de las capacidades cognitivas de los sordos pre-lingüísticos se abrirá de nuevo el eterno debate: ¿es la capacidad del lenguaje innata o adquirida? ¿está antes el lenguaje o el pensamiento?
No existe una respuesta definitiva como podéis imaginar. Se trata de un tema demasiado complejo. Sin embargo, en la obra de Sacks se puede atisbar una inclinación hacia las teorías de Noam Chomsky:

...el idioma es una suerte de computadora que funciona de manera automática, como los procesos de asociación antes de pensar. Chomsky plantea la teoría de que el niño tiene una programación genética para el aprendizaje de su lengua materna, desde el instante en que las normas para las declinaciones de las palabras, y la construcción sintáctica de las mismas, están ya programadas genéticamente en el cerebro. Lo único que hace falta es aprender a adaptar esos mecanismos gramaticales al léxico y la sintaxis del idioma materno, que, en el fondo, es una variante de una gramática que es común para todas las lenguas.

En la obra también se tratan los casos de quienes nunca aprendieron un lenguaje, desde los famosos Kaspar Hauser (hay película) y el niño salvaje de Aveyron hasta otros muy recientes. Realmente nos invita a reflexionar.

Como siempre os recomiendo fervientemente la obra de Sacks (a los guionistas americanos les encantan. Ya he reconocido historias en House, CSI, la película de Despertares está basada en su libro, del mismo título).

12 comentarios:

Lúa dijo...

e apasionante, teño unha amiga que é interprete da linguaxe de signos, e inda que lle costa atopar traballo diso, esta encantada e a min paréceme un fermosisimo linguaxe, bicos.
(de feito, penso que todos deberiamolo saber porque faise unha gran diferencia entre as persoas sordomudas e as persoas que non o son e non deberia ser asi)bicos

Enmeigada dijo...

a linguaxe dos signos paréceme fascinante. Un bico!

Enmeigada dijo...

a de arriba era eu... pero tiña aberto con outra conta... sintoo

....GooNie.... dijo...

es algo que siempre me preguntaba...lo mismo que para hacer entender a una persona el concepto de algo que no ve...¿como piensa una persona sorda?¿piensa con palabraas o con signos??no se..un tema muy interesante

un saludo! :D

Manuel (Cedric) dijo...

El lenguaje de los signos, que no es sino una variedad específica del lenguaje mímico, es un mundo fascinante y poco estudiado. Curiosamente, antes de la llegada del hombre blanco, las tribus indias de lo que hoy es USA, empleaban un lenguaje de signos para entenderse entre ellas, pues las lenguas orales eran diferentes.

Y también existían lenguajes de signos empleados por sociedades secretas, para reconocerse entre sus miembros, así como para entenderse entre los miembros de diferentes países.

Hoy en día, como medio de comunicación utilizado por personas sordomudas, parece que está empezando a ser tomado más en serio. Prueba de ello es el que, en algunos noticiarios, aparezca una persona "hablando" en paralelo con el locutor, para dar las noticias.

Algo es algo.

Un saludo desde Valencia.

Cuspedepita dijo...

Non coñezo este libro de Oliver Sachs, pero si outros como "Un antropólogo en Marte" ou " El hombre que confundió a su mujer con un sombrero", que a pesar dos divertidos títulos tratan tamén de distintos trastornos neurológicos, e a súa lectura é apaixoante, así que imaxino que "Veo una voz" tamén o será. Buscareino :-)

Emiliano Orlando dijo...

Yo creo que pensar que estamos cercados solamente por el lenguaje verbal es un error. Comunicamos a más de un nivel, y los sordos son el ejemplo de ello.

Orlando.

HADEX dijo...

Goonie, del libro se deduce que los sordos pre-lingüísticos que por un motivo u otro no aprendieron la lengua de signos piensan con imágenes...

Cuspedepita, eu lin eses dous que dis. O do Antropólogo en Marte paréceme un libro cheo de optimismo a pesares das tristes historias que conta.

Orlando tienes toda la razón en caunto a los niveles de comunicación.


Bicos a todos

Carlos Sousa dijo...

Conmigo traballa un sordomudo, o principio enseñounos un xestos básicos, o que pasa que él sabe ler os labios moi ben, e vocaliza algo coa gorxa, entón non fomos a máis no aprendizaxe.

As veces ben a empresa un amigo del, tamén sordomudo, e é unha pasada ver como falan entre eles, aínda que sexa a distancia, ou un dentro do coche e outro fora coas ventanillas pechadas. Da igual o ruido que haixa.

Eu creo que tiña que considerarse un idioma máis.

Unha aperta

_paula_ dijo...

Hola paisana!No sé si sabes que yo antes de estudiar Periodismo estuve un par de añitos en Filología (Inglesa, pero Filología al fin y al cabo!) y la única asignatura que me apasionaba era Lingüística. (También es cierto que eso muchas veces depende del profesor, pero bueno!)Me parecía taaan interesante el eterno debate sobre origen del lenguaje!!
Hoy me los has recordado y me encanta! Además, como futura periodista todo lo que tenga que ver con lenguas no está de más!
Gracias Hadex, me encanta tu blog, aunque no siempre tengo todo el tiempo que me gustaría para visitarlo!
En fin, un biquiño guapa!!!

Liberto Brau dijo...

Te dejo aquí mis impresiones, para que no "interfieran" en tu último post dominguero sobre música y el Marteens. Te encontré por casualidad, no tanto al azar… Me gustaron muchas cosas, bastantes, de lo que vi y leí, y tengo curiosidad por “buscar” entre tus entradas más antiguas… Volveré… Ojalá tengas curiosidad por el blog que recién comencé hace una semana a publicar una novela por capítulos, “Amanece púrpura”; una novela en proceso, de la que ya he editado el primer capítulo y una parte del segundo. Iré escribiendo los siguientes siempre que haya lectores “suficientes” y “paguen” por su lectura con el impuesto revolucionario de sus comentarios… Bueno, hasta otra, en tu casa o la mía… Un saludo.

Anónimo dijo...

Ola!! Eu son estudante de Linguaxe de Signos! Gústame ver que non todo o mundo pensa que a lingua de signos é universal, vamos, que con aprenderse catro cousa xa está! é que manteño horas e horas de debate coa xente por esta razón e porque se pensan que as persoas sordas, son elas mesmas as que interpoñen estas barreiras de comunicación e de expansión do seu medio de comunicación cando non é así, senón todo o contrario!!!..

Ultimamente déume por cambiar ó meu "Federico Moccia" e as súas historias por algunha que outra con relación a esta comunidade e... este libro será o meo próximo!! =) Aora tou con "Hablame a los ojos".. igual o coñeces, non está mal tampouco peroO creo que muito mellor vai a estar ese!!..
Un bravoO polo teu articulo e pasareime algo máis por akí!

un bikiñoO