miércoles, 20 de agosto de 2008

Quizás esta vez



Para mí uno de los temas más hermosos de las BSO del cine. Interpretado por la gran Liza Minelli en el personaje de Sally Bowles en Cabaret: nunca más una perdedora, como la última vez, como la anterior.....quizás esta vez tenga suerte...

Maybe this time, I'll be lucky
Maybe this time, he'll stay
Maybe this time
For the first time
Love won't hurry away

He will hold me fast
I'll be home at last
Not a loser anymore
Like the last time
And the time before

Everybody loves a winner
So nobody loved me;
'Lady Peaceful,' 'Lady Happy,'
That's what I long to be
All the odds are in my favor
Something's bound to begin
It's got to happen, happen sometime
Maybe this time I'll win

8 comentarios:

Chousa da Alcandra dijo...

A imaxe do lobo que nos trouxeches de Ely (Minnesota) gústame. É mais, creo que me resulta familiar. Insisto, penso que a vexo cada día no ámbito laboral...
Verdade que todo quisque anda de mala hostia ultimamente?

Un bico (sin sangue nos dentes)

Chousa da Alcandra dijo...

[Gustaríame comentarche unha cousa en privado en relación coa foto do N.G. que puxeches. No meu blog hai un enderezo de correo. Escríbeme, si? ]

eNmEiGaDa dijo...

gustoume a cancióN!!! eu tiña ganas de ver o musical de cabaret... pero nada.. xa chego un pouco tarde :P

Sucette D´Ment. dijo...

Queridísima Hadex:
Muchas gracias por esta canción.

Quizá Lady Happy sabe ya que ningún hombre en el mundo es capaz de cambiar su paso, y quedarse con ella, a no ser que en el fondo, él reconozca que se siente como un loco. ¿Y quién se atreve a declararse así? Porque su cordura le dice que sólo puede amar locamente y volvese completamente loco si está enamorado... Sabe, de hecho, que ya está enloquciendo; apenas distingue la realidad de la ficción... Sus fantasías le parecen reales... Aún peor: se han hecho realidad, se han encarnado en el cuerpo de una mujer.
Ese hombre siente tanto miedo que se revuelve el pelo casi hasta quedarse calvo; el estómago le está girando como si tuviera una hélice en las entrañas; no duerme porque teme que reaparezcan las garras de Freddy en sus sueños; como sucedía en sus pesadillas de infancia.
Ese hombre, enloquecerá de verdad, por dejar pasar una vez más, una maravillosa oportunidad. Eso sí, tendrá agumentos para el resto de su vida. Pero muchísimos menos, que si cambiara su paso para caminar junto a ella.

Lady Happy, mientras tanto, llora sola en su dormitorio solitario. Y decide que para vivir así, tan sola, mejor es matarse. Así que debe de estar abriendo la puerta del balcón ahora mismo. Es la única manera de que se vaya con los angelitos. Ellos son los únicos que le guardan el sitio que se merece, al lado de las estrellas....

... Y seguirá habiendo cadáveres y muertos de amor a lo largo de la historia. Hasta que el hombre no cambie de sentido... Lo que no sabe ese hombre alunado es que la realidad supera a la ficción..., una vez más. Y que ella se dio cuenta de lo que hizo.

... Y parece que no se ha enterado nadie... ¡ Estamos todos tontos! ... ¿O qué?

La historia continúa con que Lady Happy tiene un perro. Y él, como es un cielo y también ama a los animalitos, intenta hacerse su amigo. Pero el perro, acostumbrado a ser el rey de la casa, cuida de su ama como el guardián más agerrido. Así que el hombre empieza a sentir que por stress está enloqueciendo de nuevo... De hecho, le entran ganas de matar al perrito... ¡Un perro que baila! Así que decide que así no puede vivir, con tanto estress encima, que a él lo que le salva es la ternura....¡Violencia no! ¡O el perro o yo!

Y ella, completamente desesperada... comienza a pensar otra vez “yo me mato”... Y como se ve en semejante tesitura, hace la maleta e ingresa voluntariamente en su psiquiátrico. Allí cuenta que no sabe como arreglánselas
para conciliar a su perro y a su novio. Que cuando están juntos, la casa es una guerra y ella sólo necesita paz... Hasta que una compañera, en una sala de terapia grupal, le comenta que la solución es muy fácil. Antes de presentarse perro y hombre, habría sido conveniente que ella le hubiera llevado al perro algo para oler: un calcetín o un calzoncillo de su novio, para que se familiarizase con el aroma. Así es como se hacen las presentaciones entre los seres de diferentes especies y brotan las familias....

.... Y ya está bien, que por esto se cobra. Aunque suene a furcia.... o a princesa....


Biquiños, Hadex. Muchas gracias.
Eres fantástica.

Con todo mi cariño,
Fdo: Sucette D´Ment

HADEX dijo...

Gracias a ti ,Sucette D´Ment. Tú sí que eres fantástica.

prmt dijo...

Preciosa la canción e incomparable la voz desgarradora de Liza. Particularmente nunca me ha gustado demasiado la película. Me ha dejado impresionado el comentario de Sucette. Ojiplático me he quedado.
También estoy con ella en que eres fantástica :P
Bicos.

Carlis dijo...

Gracias por pasarte por mi blog.

Me encanta tu blog y la canción es preciosa. No se como no la había oído.

Nos vemos!!

Sucette D´Ment. dijo...

Muchas gracias, prmt.
Aperta, aperta, aperta.
Con afecto,

Fdo: Sucette D´Ment.