domingo, 14 de septiembre de 2008

Jacques Loussier Trio and Bobby McFerrin

Aunque Bobby McFerrin se hizo mundialmente conocido con aquel Don´t worry, be happy, lo que refleja su sentir musical, yo creo, son estas versiones de composiciones clásicas, barroco básicamente, que interpreta magistralmente con su prodigiosa voz.
Recuerdo que, hace años, escuché contar a Trecet que en sus primeras apariciones en los escenarios, el público pensaba que McFerrin era el técnico de sonido, vamos, el tipo que sale a decir un, dos, tres,....probando...... y llegó a sufrir abucheos.
Curiosamente, estaba buscando vídeos del Jacques Loussier Trio, batería, piano y contrabajo que hacen adaptaciones de clásica a jazz y los he encontrado juntos:




Y aquí, interpretando el Ave María:


Espero que os guste. Yo tengo varios discos de McFerrin y os aseguro que son una delicia.

3 comentarios:

Chousa da Alcandra dijo...

Esa anécdota de que o confundían co técnico de son, fíxome lembrar que cando unha boa amiga miña se incorporou como profesora nun instituto coa praza recén estrenadiña, e sendo ela tan menudiña e "pouquiña cousa";no primeiro día de clase se dirixía cara a sala de profesores, un bedel todo chulo e con cara de condescendencia (e mirada pícara tamén), díxolle: "Buenos días corazón, para poder pasar a este lado es preciso que vayas conociendo previamente todas las aulas que están a ese otro" (sinalando a entrada ás aulas dos alumnos).

Carlos Sousa dijo...

A verdade que non lle coñecía esa faceta, só me acordo da canción que comentas, que despois tivera unha versión en castelán "No hai problema, ponte a reir".

Este tipo de música que fai nos videos, recórdame, salvando as distancias, a Javier Krahe na Mandrágora, aínda que el o fixera un pouco por cachondeo. Ou era Alberto Pérez, xa non me lembro. Sabina sí que non era.

Un saúdo, e a disfrutar da música, que é algo que aínda podemos escoller.

Manuel (Cedric) dijo...

A veces los artistas, si son demasiado versátiles, y emplean técnicas pocos convencionales, suelen ser más bien incomprendidos por muchos.
Y creo que es consecuencia de la gran falta de cultura que, por desgracia, sigue imperando.

Un saludito desde Valencia.