domingo, 28 de septiembre de 2008

Prohibido morirse en Svalbard



Es que no puedo evitarlo. Leído hoy en La Voz de Galicia (artículo completo aquí):

Hasta hace unas décadas se enterraba a la gente en el cementerio, pero entonces ocurrió algo poco agradable. Los cuerpos de los difuntos se desenterraron solos. No hablamos de zombis, sino del permafrost, el durísimo suelo congelado del Ártico, que empuja lentamente hacia arriba todos los objetos enterrados en él. Lo peor es que en esta latitud, donde las temperaturas raramente suben del cero, los cadáveres no se descomponen. Debió de ser una escena entre terrorífica y poética, aquel día en que los vecinos de Longyearbyen se encontraron con los rostros incorruptos de sus propios padres y abuelos, algunos más jóvenes que ellos mismos en ese momento? Desde entonces está prohibido morirse en Longyearbyen. Cuando alguien da muestras de mala salud, el gobernador le obliga a volar inmediatamente a territorio noruego. No es seguramente lo que tenían en mente los filósofos antiguos, pero puede considerarse una forma de inmortalidad.

Buffff......Y¿¿ sabéis cuál es uno de las mayores causas de muerte en Svalbard??? LAS PELEAS EN LOS BARES.

Qué mundo este, no me canso de decirlo!!!

8 comentarios:

Gato Negro dijo...

¿Es que no tienen incineradoras en esos parajes?

Sobre lo de las peleas en los bares, es lógico, si en la calle hace un frío que pela, se meten en el bar a calentarse y acaban calentándose mas de la cuenta...

Besos

Manuel (Cedric) dijo...

Curioso fenómeno natural, que a algunos les puede dar algo de repelús.
Yo recuerdo hace años, cuando mis padres estuvieron de viaje turístico por los países nórdicos, que les contaron que había luugares donde los muertos no se podían enterrar hasta la llegada de la primavera, pues el suelo estaba tan helado que no se podían cavar tumbas.

Ya sé que existe la alternativa de la incineración, pero en una cuestión tan personal e íntima como es la muerte de un ser querido, es difícil tomar una decisión al respecto...

Un saludo del amigo valenciano.

Lúa dijo...

vaia!!!peleas nos bares???espero que non sexan moitas, porque senon teran que repoblálo pobo, por certo faime moita graza o decreto do gobernador...e se un morre de repente??? mándano en avion??? bicos

Carlis dijo...

Es muy raro lo que pasa en este mundo.

Carlos Sousa dijo...

A verdade é que haiche cousas curiosas. Pobre enterrador, de un día para outro quedar sin choio, menuda broma.

Chousa da Alcandra dijo...

Mais que unha maneira de inmortalidade é un xeito de levar á quebra absoluta ás funerarias de Svalbard.
Penso que en Antas ninguén morreu por liortas nos bares; ainda que das consecuencias de moitas enchentas neles algún haberá...

O Raposo dijo...

Un sitio ben curioso.
Xa sabemos cal é a razón de que alá haxa tantos bares, agora habería que preguntarse cal é a razón de que, afortunadamente, aquí en Galicia pase o mesmo.

....GooNie.... dijo...

Parece una noticia de coña.
Sinceramente, de poético no creo que tenga nada.
Ahora exportan moribundos a Noruega.
:)