viernes, 19 de septiembre de 2008

Un niño que muere de hambre hoy, muere asesinado.



Como muchos bloggers, me hago eco hoy de estas palabras de Jean Ziegler relator de la ONU para la Alimentación.

"100.000 personas mueren de hambre, o de sus consecuencias inmediatas, cada día. Un niño de menos de 10 años muere cada siete segundos y cada cuatro minutos otro queda ciego por falta de vitamina A. El orden mundial no es sólo asesino, sino absurdo, pues mata sin necesidad. Hoy ya no existen las fatalidades. Un niño que muere de hambre hoy, muere asesinado. Hay dos tipos de hambre: el coyuntural y el estructural. El coyuntural es la hambruna a que estamos acostumbrados en Darfur, Etiopía o en periodos de guerra y que es fruto del hundimiento de una economía. Este hambre causa el 5% de víctimas. Mientras que el hambre estructural es el implícito en las estructuras del subdesarrollo. Causa el 95% de las muertes y es el hambre que realmente pide a gritos la intervención de la comunidad internacional."


7 comentarios:

Carlis dijo...

Es muy triste lo que ocurre en esos países. Yo creo que podían hacer algo para que la gente no pasara hambre.

Lúa dijo...

me desesperan estas cosas por que no se qué podría hacer para HACER ALGO!!! es frustrante!!! hasta pensé en hacer voluntariado...en fin, triste, escandaloso, inhumano, bicos

Manuel (Cedric) dijo...

Y, desgraciadamente, en estos tiempos de globalización, en que el rico es cada vez más rico, y el pobre cada vez más pobre, no se ve la salida al túnel que es este gravísimo problema...

Curiosamente, se invierte casi diez veces más en armamento que en solucionar las hambrunas que hay por el mundo...

Un saludito desde Valencia.

Rico y Santo dijo...

Despois de 10 anos traballando no Perú cos indios kechuas, amiga miña, soio che podo decir que "morto o can..., acabouse a rabia". Sei que nadie o vai a decir. Pero as politicas economicas, e especialmente as de comercio internacional, poñen en práctica ese principio.A través das axudas os seus productos e os aranceles os que proceden dos paises pobres, privan a estos da sua soberania alimentaria. E unha forma encuberta de xenocidio, impidindo que os pobres compitan en igualdade de codicions. Logo intentan lavar a sua conciencia co as "axudas o desarrollo" que a larga repercuten no seu propio beneficio. Perdoame..., unha merda de mundo. A min non mundo asi no me gusta vivir. Son o amigo Manolo, asi me chaman os do blog de "Areas cara a ponte" os amigos Carlos e Beni. Unha aperta, amiga, tamen me dedico a enseñanza non insti.

Chousa da Alcandra dijo...

Un niño que muere de hambre hoy, muere asesinado.
Unha frase dura, pero certa. Mágoa que non haxa tribunais competentes para deter a estes asasinos

Carlos Sousa dijo...

Duro, cruel e real como a vida mesma. O problema máis grande é que non se lle mira solución. Non quixera pensar, que a fame no mundo interesalle a alguén.
Moi triste.

O Raposo dijo...

A frase é certa, rotunda, perfecta. Mágoa que a gran maioría dos dirixentes políticos non a queira oir.